18 ago. 2014

Planos y sonido


Todo está oscuro.
Incluso tendría algo de miedo si no supiera que está en un bar.
Suelta la copa de ginebra sobre la mesa baja. Refrescante copa, que compensa el calor y la humedad
que producen las máquinas de humo del local.
Pone las manos en el sofá
y siente el tacto del cuero.
Entonces suena la música.
Se enciende un foco.
Al principio solo una tímida percusión. Luego se une la guitarra.
En ese momento se percibe una sombra sobre el escenario. Curvilínea, ondulante, casi hipnótica,
que acerca sus labios rojos al micro.
Cuando empieza a cantar...
Cuando empieza a cantar las ganas de cerrar los ojos y empaparse con la música,
solo son superables por las irresistibles ganas de mirar a los ojos de esa pin-up trasnochada.
Y a su vestido negro.
"I am... watching you", repite
Y te derrites.






No hay comentarios:

Publicar un comentario